Etiquetas

, , , , , , , ,

Argentina está pasando, nuevamente, por un momento crítico en materia económica y monetaria. Junto con Adrian Ravier escribimos una propuesta de reforma monetaria para Argentina. Esta propuesta es, de hecho, una actualización de la que Hanke y Schuler hiciesen para Argentina a fines de la década del 90.

En resumen, la propuesta consiste en una dolarización flexible más un sistema de banca libre. Por dolarización flexible queremos decir que si bien es de esperar que de cerrar el BCRA y eliminar el peso como moneda el dólar sea la moneda utilizada, haya libertad de realizar transacciones en la moneda que se desee. Es decir, en lugar de desatarse del peso para atarse al dólar, el punto es tener una libertad de elección en el uso de la moneda y se que deje el dólar si se encuentra una mejor alternativa. Por banca libre queremos decir que se de libertad al sistema bancario de emitir sus propias notas bancarias convertibles a dólares o a la moneda que consideren necesario (o intentar emitir su propio dinero fiat).

Somo conscientes que una propuesta como esta se encuentra, muy posiblemente, fuera de lo políticamente viable en Argentina. Pero el objetivo de este documento no es plantear una propuesta sujeta a lo políticamente posible, sino plantear una propuesta de reforma monetaria superadora acotada al marco institucional internacional presente. Como decía Hayek, el trabajo del economista consiste en hacer políticamente viable lo que es económicamente conveniente. Este documento es un humilde intento de nuestra parte en contribuir a que esto suceda.

Argentina’s economy and monetary institutions are, once again, experiencing a serious crisis. In this document, we propose a monetary reform for Argentina that consists of flexible dollarization plus a free banking regime. By flexible dollarization, we mean that the peso should be replaced with the U.S. dollar as a first step, but the market should have the freedom to interact with any selected currency. Therefore, the country does not become attached the U.S. dollar; on the contrary, it becomes a free currency country. By free banking, we mean giving financial institutions permission to issue their own banknotes convertible into U.S. dollars or any other currency or commodity of their choice.
It should be noted that the problems of the Argentine economy go beyond those of monetary policy. This proposal should not be understood as a sufficient reform to fix the Argentinean economy but as a necessary one. This proposal should also not be understood as a monetary panacea but as a monetary framework that is still superior to one provided by the Argentine central bank BCRA and Argentine policy makers to their country.

Descargar el documento de SSRN.

Aquí un comentario de Lars Christensen.

Anuncios