Etiquetas

, , , ,

Comparto aquí mi 2da columna en PanamPost. Sostengo allí que “el economista no es populista”, en el sentido de que en general, y por consenso, se preocupa por el equilibrio fiscal. Aquellos economistas que no buscan cierta sostenibilidad de largo plazo en las cuentas públicas, no son economistas, sino pseudo economistas que en general se han alineado a incentivos políticos de partido. Pero el liberal, va un poco más allá de la preocupación genuina del economista. Al liberal le preocupa que el nivel de gasto público sea lo más bajo posible, independientemente de que ese nivel de gasto pueda ser financiable. En la nota recuerdo las palabras de Alberto Benegas Lynch (h) quien sostiene en clase que “céteris paribus es peor un Gobierno que gasta 1000 sin déficit fiscal, que un gobierno que gasta 900 con un déficit fiscal de 50.” Aplicando lo dicho al caso argentino: el próximo gobierno no debe únicamente preocuparse por alcanzar el equilibrio fiscal, sino también por reducir la órbita del estado e incrementar el espacio del mercado.

Acceda aquí a la nota en español y aquí a su traducción al inglés.