Etiquetas

,

Desde fines del 2011, en Argentina se requiere autorización de la agencia impositiva para adquirir dólares. A esta restricción se le llama “cepo”. La semana pasada, Mauricio Macri, candidato presidencia, sostuvo que de ganar iba a eliminar el cepo de manera inmediata. Esto desató discusiones respecto a como eliminar el cepo. Pero también surgieron dudas y confusiones sobre el cepo.

Entender el cepo, de hecho, es bastante sencillo. El gobierno mantiene el precio del dolar debajo de su valor de equilibrio, por lo que se hace necesario regular la asignación de dólares vía permisos de la agencia recaudadora de impuestos. Es decir, la oferta no alcanza para satisfacer al demanda.

Esto es muy fácil de explican. Sólo se necesita una birome y una servilleta.

Cepo en servilleta¿Se puede salir de cepo? Por supuesto que sí. La discusión no es si se puedo o no salir del cepo, sino el cómo. Si “sólo” se levanta el cepo, entonces el tipo de cambio salta (se “devalúa”) hasta el equilibrio que se ve en el gráfico. Pero si ademas de levantar el cepo realmente se inspira confianza en la economía del país y se corta de cuajo la inflación, entonces la demanda de dólares se corre a la izquierda y la oferta de dólares hacia la derecha. Esto disminuye la “devaluación” por salir del cepo. La oferta de dólares, por cierto, no tiene porque surgir del BCRA, que puede mantenerse al margen del mercado de cambio y ser privados (domésticos o internacionales) quienes ofrecen sus dólares en el mercado.

Lo que ya es un hecho, sin embargo, es que el precio del dólar está fuera de equilibrio.

PS: Dibujar la oferta y demanda con precio regulado en una servilleta no fue una ironía accidental. La falta de comprensión de principios básicos de economía en la clase política, especialmente el Kirchnerismo, no deja de asombrar.