Etiquetas

, , ,

Game¿Cómo fue que los hombres bárbaros y violentos que guerreaban en el Medievo se convirtieron en ingleses civilizados que respetan la ley? La respuesta encierra una lección para la Argentina.

ivimos una era de oro de las series de televisión. Son tema de conversación en cada cena de amigos y los consejos sobre las que hay que ver se valoran como las opiniones de profesionales o consultores. Esas series, además de entretener, plantean temas interesantes para la discusión y el debate.

Quisiera hacer referencia a dos de ellas, que se encuentran entre las más vistas. La primera es Game of Thrones, la fascinante historia de la puja por obtener el sillón de los Siete Reinos en un mundo fantástico medieval, donde encontramos desde pequeñas historias personales hasta parte del imaginario de la época: dragones o muros de hielo de decenas de metros de altura. La segunda es Downton Abbey, la historia de una decadente familia oligárquica en Inglaterra, su vida alrededor de su fastuosa mansión y la relación, tan políticamente incorrecta, con sus empleados.

Las dos series hacen referencia a un mismo país, pero en dos épocas muy distantes y diferentes. Esto plantea una interesante pregunta para la Argentina de hoy: ¿cómo fue que esa sociedad bárbara y violenta pasó a someterse al imperio de la ley? ¿Cómo fue que esos señores poderosos y sangrientos pasaron a ser, con el tiempo, los inofensivos personajes de la segunda serie?

Seguir leyendo en La Nación.