Etiquetas

, ,

Cesar Pailacura fue panelista en el V Congreso Internacional de La Escuela Austriaca en el Siglo XXI, que tuvo lugar en Rosario en 2014, donde presentó una aplicación del GDE para su provincia, Chubut. El GDE es un aporte de Mark Skousen, en el que ha trabajado durante bastante tiempo, y sobre el que ha comentado en la entrevista que le realicé para el libro “La Escuela Austriaca desde Adentro, Volumen III”. Fue una grata noticia saber que el Buró de Análisis Económico de Estados Unidos, medirá este agregado a partir de 2014.

En su presentación en Rosario, Cesar tuvo la suerte de coincidir precisamente con Mark Skousen, quien atendió su conferencia y lo invitó a exponerla al año siguiente en Freedom Fest, en las Vegas. Cesar aceptó la invitación, y abajo nos comenta su reciente experiencia.

Mi experiencia en el FreedomFest

8 de julio de 2015, Planet Hollywood, Las Vegas

Allí estoy yo, totalmente encantado con lo que estoy viviendo: una organización impecable, a la cual más de dos quinientas mil personas pronto acudirán. Se reunirán en el salón de conferencias del famoso hotel Planet Hollywood para vivir unos días de una verdadera fiesta, de celebración y defensa de valores de la libertad.

Esperamos al que sería uno de los debates más interesantes de los últimos años: Stephen Moore versus Paul Krugman.

Para ese día el Dr. Mark Skousen, creador y organizador de FreedomFest me había invitado, generosamente de su parte e inmerecidamente de la mía, a hacer una presentación junto a él, en una preconferencia: “Move Over, Keynes!, The New Supply-Side Austrian Macro Revolution”, acerca del indicador que él mismo ha propuesto y defendido hasta ser adoptado por el BEA (Bureau of Economic Analysis) desde 2014. Por mi parte presenté un trabajo para Argentina, utilizando este indicador, sobre el cual comentaré en otro momento.

Desde el primer instante es un clima de cordialidad, de ebullición, de entusiasmo en la gente que va llegando. Todos compartiendo, cada uno a su manera por supuesto, pero juntos, la idea de defender la libertad. Y este año con un tópico especial: el sueño americano.

Luego de finalizado el encuentro, a unos meses pero con tanta experiencia latente aún, repaso

Esta edición del FreedomFest contó con más de doscientos cincuenta presentadores, cada uno con temas específicos. Uno debe elegir entre tantas charlas. Pero eso no es lo único, un enorme salón, Mezzanine, con decenas de expositores fue el corazón de la fiesta en esos días. Y entre todo eso, el festival de cine a favor de la libertad. ¡Todo junto, los mismos tres días!

Imposible estar en todo, hay que elegir.

La ceremonia de apertura fue memorable. Una escena con John Wayne, recordando la importancia del sueño americano; Yeonmi Park, poniendo a todos en perspectiva al relatar su dramático escape a la libertad siendo niña, desde Corea del Norte; Jim Lucas un imitador de Martin Luther King, permiténdote vivir “Yo tengo un sueño” y emocionándote hasta lo más íntimo; Allen West, motivándote con SU sueño; entre cinco presentaciones más, ¡sólo en la ceremonia de apertura!

Esa misma noche el que así lo deseaba podía disfrutar del agradable film “Raiders!”

La actividad comienza a las siete de la mañana, donde se puede desayunar en el salón principal, o asistir a uno de los desayunos donde expositores de renombre presentan un tema mientras desayunás cómodamente junto a otras personas. Al haber sido afortunado por hacer mi presentación junto al Dr. Skousen, muchos me saludaban, felicitaban calurosamente (de nuevo inmerecidamente) y teníamos agradables charlas breves, pero motivadoras.
Haciendo mi revisión, advierto que participé de más de cuarenta sesiones. Fue maratónico, pero con la energía que da estar rodeado de gente con ideales como los tuyos.

Por supuesto no describiré las charlas a las que asistí. Sólo comentaré que se comparten momentos con escritores, economistas, empresarios que llegas a conocer de nombre y admirar.

Es un evento que realmente puede cambiar tu vida. Por mi parte adquirí libros para todo un año, o más, y autografiados por los autores. Pero también está la posibilidad de escuchar, ver, vivir en persona opiniones y reflexiones de admirables pensadores.

Las posibilidades de escuchar, aprender y relacionarse en ese evento son innumerables. Para obtener una idea de todo lo que se vive, recomiendo una breve visita a www.freedomfest.com.

Participé de desayunos y almuerzos especiales, con Peter Shiff, Stephen Moore repasando el debate con Paul Krugman, Dinesh D´Souza, Steve Forbes, Mark Skousen, Peter Thiel; mientras degustaba platos exquisitos con maravillosa compañía disfrutaba de profundos análisis y reflexiones.

También pudimos ser parte del famoso programa de John Stossel, de Fox Business, con invitados que dieron un nivel más alto todavía al encuentro. (http://video.foxbusiness.com/v/4437889480001/stossel-07172015-the-american-dream/)

Dentro del festival de cine, Anthem Film Festival, se presentan de decenas de excitantes propuestas. Dados mis tiempos, sólo estuve en el estreno de “Bitcoin: The End Of Money As We Know It”, que luego sería elegido “Best International Documentary” y “Best Libertarian Theme”; presentado a sala llena y seguido del panel de discusión.

También dio para para mucho que debatir la presencia de Donald Trump en el FreedomFest.

Realmente no puedo (ni quiero) mencionar a toda la gente maravillosa que conocí, que escuché, porque dejaría a más de uno sin nombrar. De todos, absolutamente todos, traje un hermoso recuerdo.

Ideas, incontables

Entre algunas, perspectivas de la economía global. Lo que analistas como Peter Schiff esperan en el corto plazo.

Muchos sueños de futuro, empresas apasionadas, como propone John Mackey, a quien he escuchado en presentaciones y en un debate memorable junto a Peter Thiel. Pero también propuestas concretas de sociedades más libres como la Free State Project (freestateproject.org).

Incluso existieron paneles para realidades latinoamericanas, como el agradable debate “Has Latin America Finally Rejected Marxism?”.

En mi vida

Ya al regresar no puedo aún asimilar, ordenar todo el contenido de esos días.

Personalmente, presentaciones como la Allen West han logrado movilizarme e inspirarme, aunque no fue la única, por supuesto, fueron muchas más.

Para mi pequeña empresa, John Mackey con “Conscious Capitalism”, me ha dado mucha tela que cortar, y muchos cambios para realizar.

Para mis actividades en la cámara de comercio, ideas como las tomadas de Enterprise Cities, aún sin ser directamente aplicables, da la pauta proponer cambios a la ciudad, que beneficien la actividad empresarial a través de modificaciones marginales a las imposiciones.

Y muchas, muchas ideas y sensaciones que me han enriquecido como ser humano y como defensor de la libertad.

Consejo sincero

Si algún día deseas hacerte un Gran Regalo para tu vida, la inversión en participar te recompensará con creces. Luego de haberlo vivido, sinceramente lo recomiendo. Encontrarás personas, empresas e ideas para la libertad que pueden llenar en pocos días algún vacío y colmarte de nueva energía; para celebrar con alegría el esfuerzo por ser cada día más libre.

Y mucho más que todo esto, inenarrable, es el FreedomFest.