Etiquetas

, ,

Juan R. Rallo (aquí) y Daniel Fernandez (aquí) ofrecen réplicas a mis comentarios sobre liquidez bancaria y descalce de plazos (aquí y aquí.) Los días pasados estuve de viaje por lo que no pude prestar atención a sus posts. Vuelvo a viajar en breve por varios días. Por lo que ofrezco unas breves reflexiones. Espero que sean de interés a quienes han seguido este breve intercambio.

Primero una breves reflexiones sobre los comentarios de Rallo.

No estoy seguro que la comparación con la ABCT sea adecuada. Los bancos centrales administran la oferta de dinero base, no depósitos bancarios del mismo modo que los bancos comerciales. El problema en el ABCT es un cambio de precios relativos: el precios del tiempo (tasa de interés) respecto al precio de bienes (P). Se “sobre invierte en tiempo.” Es decir, proyecto con una duration mayor a la eficiente.

Rallo ofrece un ejemplo donde distintos agentes económicos tienen distintos plazos de ahorro y consumo. Este escenario es interpretado de dos maneras. Si todos los agentes económicos son conscientes de los plazos y riesgo que toman, entonces no hay “descoordinación macroeconómica”. Pero si no son conscientes del descalce de plazo entonces sí hay desequilibrio. Mi interpretación es, entonces, que el problema no es de descalce, sino de error de cálculo (uno de mis comentarios en mi primer post.) Ya sean los consumidores, o los bancos, alguien comete error de cálculo. ¿Cómo explicamos estos errores sistemáticos por parte de los bancos si no es a través de interferir con el precio del tiempo (tasa de interés) vía bancos centrales? Lo que el banco hace es “comprar” el riesgo a los depositantes poniendo su propio patrimonio en juego (como en cualquier actividad económica.)

En el último párrafo de esta sección hace una aclaración importante. En el caso de inversores de proyectos no sería apropiado habla de plazos. Pues bien, lo mismo sucede con los bancos, donde los inversores del banco adelantan fondos a un proyecto que consiste en arbitrar tasas de distintos plazos, es decir, administrar riesgo (un breve ejemplo al final del post). Si sus cálculos son apropiados obtienen ganancias. Si son errados perderán el capital para compensar a los depositantes (por ejemplo vendiendo el banco, es decir los depósitos y cartera de préstamos, a pérdida a un competidor.)

Un sólo comentario sobre el segundo punto. En el ejemplo entre Pedro, Juan, y Miguel, donde sostengo que Juan cumple el rol de banco, falta un agente económico: El inversor, que puede ser Juan mismo al “invertir” sus propios ahorros o un tercero que le financia el inicio de sus actividades a cambio de una tasa de retorno. No veo, entonces, un problema de descalce de plazo. Veo, de nuevo, un problema de cálculo si Juan es incapaz de predecir el patrón de consumo y ahorro de los próximos períodos. Entiendo que es una cuestión de simplificación, pero en este ejemplo también faltan períodos. Para haber descalce de plazos tiene que haber por lo menos dos períodos. ¿Por qué no aparece un Miguel 2 y Pedro 2 en el segundo período ofreciendo depósitos por un período? ¿Hay, de nuevo, un error de cálculo por parte de Juan (el banco)?

Al final Rallo aclara que la RBD es “sólo la respuesta a cómo eliminar el descalce de plazos para un tipo de pasivo determinado: el pasivo a la vista” y que por lo tanto “la RBD es la doctrina adecuada para la gestión de la banca comercial, pero por sí sola no basta para lograr la estabilidad macroeconómica.”

Entiendo que la RBD, entonces, aplica sólo a depósitos a la vista. Si el banco puede hacer un roll-over y descalzar depósitos de plazo fijo (time deposits), ¿por qué no hacerlo con depósitos a la vista? Acaso los bancos no mantienen encajes mayores (menor descalce) en depósitos al al vista que a plazo fijo? Pero fundamentalmente, parece ser que la RBD es, como ilustraba en mi primer post, sugerirle a Toyota que fabrique más modelos Prius que los actuales porque son modelos más líquidos. Es decir, la RBD suena a decirle a los banqueros cómo hacer su trabajo. Los banqueros, sin embargo, parecen maximizar sus ingresos con una combinación de duration-riesgo distinta a lo que la RBD sostiene es el ideal.

Donde sí tuvimos una descoordinacón de plazo (o de cálculo) fue con el post de Daniel Fernández. Dado que su comentario sobre mi primer post lo subimos a PVE luego de mi respuesta a Rallo, por lo que varios de sus puntos ya los he tratado en mi segundo post.

En primer lugar, no es el descalce de plazos (a mi juicio) lo que envía información errada a ahorristas y deudores, sino una tasa de interés fuera de su nivel de equilibrio. Los plazos pueden estar calzados, pero una política monetaria puede ubicar la tasa de interés debajo de su nivel de equilibrio.

En segundo lugar, mi preferencia (como he sugerido en diversos papers con Peter Lewin) es dejar de lado el modelo de Garrison y usarlo para lo que de hecho fue desarrollado: una instrumento pedagógico a nivel undegrad. La version ABCT encapsulada en el modelo de Garrison es demasiado restrictiva e invita a confusión. Debido a cómo está construido, no hay alternativa que invertir en exceso en etapas tempranas del triángulo de Hayek en el escenario del ABCT. En la realidad no hay etapas observables y definidas tal cual son presentadas en este triángulo. Producir energía puede ser muy temprano (proveer electricidad a minería) o muy tardío (calefaccionar mi departamento), etc.

Pero el punto que parece pasarse por alto es que la base del triángulo de Hayek es un caso particular de duration (cuando no hay capitalización de intereses). Lo que hay en el modelo de Garrison, en definitiva es un cambio en la duration agregada del mercado. Este es justamente mi punto de referencia, para el cual no hace falta referirse a etapas de producción. El problema no es invertir en ciertas etapas de producción que no existen en la realidad tal cual son presentadas en el modelo, sino en invertir en proyectos que muestran un valor presente positivo a tasas de descuento debajo de sus niveles de equilibrio. Si bien este comentario es un poco marginal al de Fernández, la aclaración me pareció oportuna.

No me convence que al invertir a largo plazo los productores no puede generar el ingreso esperado por los depositantes a corto plazo. ¿Por qué es el productor quien debe producir ese ingreso? Como depositante, la obligación conmigo la tiene el banco, no el productor. El banco genera el ingreso para mi retiro de depósitos vía (1) reservas que no presta a terceros, (2) futuros depósitos, o (3) fondos adelantados por los inversores.

Supongamos el siguiente escenario. Un inversor funda un banco. Espera recibir depósitos de corto plazo de un año por 1.000$.  El inversor mantiene reservas por 100$ y presta por díez años 900$. Según sus estimaciones, el inversor debe adelantar 900$ en caso que no se produzcan todos los años depósitos por 1000$ y evitar la quiebra. Las estimaciones del inversos son correctas y al finalizar los diez años recibe el pago del préstamos de largo plazo, cierra sus actividades, devuelve todos los depósitos de corto plazo que vences en el décimo año, re-embolsa los 900$ adelantados y se queda con el spread de intereses. Si no hay error de cálculo por parte del inversor, ¿dónde está la descoordinación económica?