LibertasGustavo Hasperué explica en este documento que en la propuesta hayekiana de desnacionalizar el dinero se pueden distinguir dos cuestiones: en primer lugar, la idea de completar el sistema de mercado sometiendo la producción de moneda y la actividad bancaria a sus reglas generales y, en segundo lugar, la conjetura del autor acerca de cómo funcionaría ese mercado monetario libre. Aunque lo esencial es el primer punto, Hayek expone lo que sucedería a su juicio en un contexto de libertad monetaria: los bancos emisores producirían una moneda tipo fiat y la competencia los obligaría a regular su cantidad a fin de asegurar la estabilidad de su poder adquisitivo. Si la moneda no fuera estable el público la rechazaría y el banco perdería su negocio. Según Hayek esta moneda, debido a su estabilidad, terminaría resultando más atractiva que el oro o el dinero bancario convertible. Se han formulado diversas críticas a la posibilidad de la “moneda hayekiana”. El presente paper sostiene que dichas críticas, aunque fueran válidas, no afectan el núcleo central de la propuesta del autor.

Acceda aquí al documento de Gustavo Hasperué, publicado en Libertas, Segunda Época.