¿Hay que seguir midiendo los mismos indicadores económicos que hace 50 años? No. Ya es momento de utilizar aplicaciones de big data.

, resume en esta nota una nueva tendencia que surge entre los economistas y hacedores de políticas públicas.

Acceda al artículo en la revista Forbes de México.