Etiquetas

,

Columna en Portfolio Personal sobre qué tan atractivo es Argentina a los ojos de inversores internacionales.

Al asumir el nuevo gobierno, Mauricio Macri y sus ministros esperaban una “lluvia de dólares.” Ya acercándonos a al año y medio de gobierno, aún no se perciben los tan esperados “brotes verdes.” Los datos del PBI para el 2016 muestran una contracción del 2.3%. El cuarto trimestre muestra una leve mejora del 0.5% respecto al trimestre anterior (desestacionalizado) [¿dentro del error estadístico?].

Los números muestran que Argentina aún no ha rebotado de forma clara. ¿Por qué motivos las inversiones se resisten a llover en Argentina? Es cierto que el paso del Kirchnerismo a Cambiemos ha implicado una mejora en las condiciones de inversión, pero sería errado concluir que el mero hecho de cambiar de gobierno es suficiente para atraer inversiones.

Seguir leyendo en Portfolio Personal.

Anuncios