Etiquetas

, , ,

Acaba de cumplir 80 años y la academia le rendirá un tributo al doctor en Economía por la Universidad de Chicago y director del Magister de la UNT. Sus alumnos recuerdan las enseñanzas que le dejó al profesor que, según confiesa, se retroalimenta con la creatividad de los aspirantes a economistas.

•”Lo bueno no tiene sustituto. El mercado apuesta a lo mejor en todos los órdenes de la vida. No hay tres números 1 en el mundo, que ya es grande”.

• “Un alumno brillante tiene que estar lo más rápido posible en el exterior, para intercambiar experiencias y conocimientos”.

• “Si se siente cómodo en un lugar, en un espacio, en un trabajo o en una tarea, no pasa el tiempo tan de prisa”.

• “No hay preguntas estúpidas. La clave del profesor es hacer útil esa pregunta. Son estrategias; por supuesto que también se aprende de docentes duros”.

• “El gran secreto para vencer a la edad es mantenerse activo y pensante. Así, uno tiene una postura permanente de aprendizaje”.

• “La sociedad, el consumidor o las personas van a tomar confianza (en sus dirigentes), no por lo que diga, sino por lo que haga. Para el análisis económico, es poca la importancia que se le puede dar a las interpretaciones sobre cómo se conduce. Hay que hacer”.

• “Si a mi no me alcanza el dinero, ¿qué me pueden decir que me alcanzará? Hay que actuar con los hechos. La confianza no se crea sólo con palabras, sino con los años de conducta”.

• “No es bueno sentirse autosuficiente; siempre es necesario contar con apoyos. Creer que los libros y las revistas enseñan todo es incorrecto. Hay personas que crean cosas y las explican en dos renglones”.

• “Yo les sigo las pistas a mis alumnos y ex alumnos. Hago un seguimiento constante porque, así, uno aprende y se retroalimenta”.

Acceda aquí a la nota completa en La Gaceta de Tucumán.

 

Anuncios