Etiquetas

Estudió mecanografía y taquigrafía, para trabajar de secretaria. “Cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial tenía 3 trabajos en Washington, 2 de los cuales era como secretaria. Pero quería hacer algo más emocionante y lucrativo. En la oficina de empleo de Estados Unidos me preguntaron si quería trabajar para el gobierno. Contesté que no, `porque no me gustan los pasillos largos´. Entonces formé parte de una comisión especial investigadora de una mina sita en Bolivia, país donde viví 2 años. De Bolivia fui a México y de ahí a Austria. Cuando dejé de trabajar en el departamento de Guerra juré que nunca volvería a trabajar para el gobierno, y nunca más lo hice… Después de la guerra apliqué a un puesto como asistente editorial. Envié una carta y del otro lado de la carta estaba Percy Greaves, quien luego se convertiría en mi esposo” (Greaves, en NN, 1998).

“En 1951 llegué a la Fundación para la Educación Económica, donde conocí a Ludwig Heinrich Edler von Mises. A fines de la década de 1950 comencé a asistir al seminario que dictaba en Nueva York. Tomé notas literales, y seguí haciéndolo hasta que dejó de dictarlo, en 1969” (Greaves, en NN, 1998).

¿Por qué los economistas nos acordamos de Greaves? Por la compilación bibiográfica que realizó de la obra de von Mises. “De ninguna manera, a comienzos de la década de 1950, imaginé que Mises iba a ser mi proyecto de por vida. El verdadero Misiano era Percy, aunque no lo adoraba ciegamente, como se dijo… Me encantó trabajar en la bibliografía de Mises. A veces lo encuentro fascinante; otras me pregunto quién estará interesado en todas las minucias que estaba desenterrando. Disfruto hablando de él y discutiendo acerca de su carrera. Pero, aunque son interesantes los detalles de su vida, sus ideas y teorías económicas son más importantes. Promoverlas será el tributo más adecuado a Mises” (Greaves, en NN, 1998).

“Todos los académicos sueñan con tener uno o más discípulos que les aseguren que su legado será mantenido vivo y sus teorías recordadas delante del público… Greaves merece el honor de haber sido la estudiante más devota de xxxxxx von Mises” (Skousen, 2018).

“Cuando, un verano, los Mises estaban viajando por Europa, su esposa Margit me dio la llave de su apartamento, para que yo pudiera catalogar sus libros… Además, mientras concurrí a su seminario, solía darme una copia de todo lo que escribía” (Greaves, en NN, 1998).

Es autora de Mises: una bibliografía compilada, publicado en 1961, cuando Mises cumplió 80 años. “Tan pronto como fue a la imprenta me quedé insatisfecha, ya que había encontrado algunas omisiones. Seguí pensando qué iba a volver a este proyecto, pero necesité el impulso constante de mi amigo Robert McGee para forzarme a retomarlo nuevamente. Ambos pensábamos que una lista de libros sería un tanto aburrida. Entonces decidimos realizarle anotaciones, lo cual expandió el proyecto vastamente” (Greaves, en NN, 1998).

“Aunque no tenía formación económica, era la reina de la escuela austríaca” (Skousen, 2018).

Bibliografía

NN (1998): “Mises´s bibliographer: an interview with Bettina Bien Greaves”, Austrian economics newsletter, 18, 4, invierno. Reproducida en Ravier, A. O.: La escuela austriaca desde adentro, Unión editorial, volumen I, 2011.

Skousen, M. (2018): “Bettina Bien Greaves, RIP”, Liberty, 28 de enero.

Publicado originalmente en la revista CONTEXTO, por Juan Carlos De Pablo.

Anuncios