La preocupación por la crisis económica argentina cada vez es mayor. Cambiemos intenta realizar esfuerzos para no seguir con políticas gradualistas, pero sigue ajustando en el único sector productivo del país. La falta de valentía de Mauricio Macri debilita su figura presidenciable por dar marcha atrás con medidas de ajuste que no generan contento social y los números están cada vez más en rojo.

Esto se refleja en los indicadores internacionales, los que nos han posicionado como segundos a nivel internacional en recesión según el ranking de las perspectivas de la economía mundial del Fondo Monetario Internacional, y quinta en el mundo (segunda en Latinoamérica) en la tabla de inflación. Como si fuera poco, y como consecuencia de las políticas aplicadas en materia económica, el FMI confirmó recesión (2,6 para este año y 1,6 para 2019).

Seguir leyendo aquí.

Anuncios